sábado, 12 de marzo de 2011

Declaración Transforma España

Este va a ser el último de mis post "reivindicativos" en mucho tiempo, me parece que estoy convitiendome en una replica pobre y nada talentosa de aquellos escritores y pensadores de la "Generación del 98", ya se sabe, lo de la Guerra de Cuba y tal y tal.

Eso no quita que igual el "tortazo" que nos estamos llevando como país (y no sólo en lo económico, sino en lo artístico o incluso en lo psique colectiva, si es que esto último existe) sea de parecidas o mayores consecuencias nada más que en vez de volar un acorazado norteamericano lo que ha volado es nuestro modelo productivo.
En fin, vamos al grano, me llega una alarma de Google con una noticia que cuenta como la denominada Declaración Transforma España editada por la Fundación Everis va a ser "corregida" para "sonar menos a consultoría",  por si no os acordais es un documento que en noviembre del año pasado se entregó a su majestad el Rey.

Como pequeño empresario no tengo especial preferencia por las grandes empresas que firman la mencionada Declaración, pero no es justo considerarla una especie de atentado contra la constitución, más parece una llamada de atención de parte de la "sociedad civil" a la clase política, eso sí da la sensación que a los políticos no les ha gustado mucho y me temo que está cayendo en el olvido, quizás esa sea la razón de que se intente reavivar el interés por el documento en cuestión reescribiendolo.

Si de una cosa estoy seguro es de que el documento es muy claro y lo de sonar a consultoría a es lo que a mi me suena a chino, soy consultor y tengo claro que este documento no es de ese estilo. Os pongo como ejemplo el siguiente párrafo: España no ha conseguido alcanzar el desarrollo adecuado de la Economía del Conocimiento como para competir en bienes y servicios sofisticados con los líderes pero, al mismo tiempo, no puede seguir compitiendo en costes con los nuevos entrantes como proveedor de bienes y servicios de menos valor, tampoco hay que trabajar en Mckinsey para entenderlo.

En resumen, según el documento hay 16 retos:


Y se proponen 8 actuaciones para responder a dichos retos, actuaciones que no se por qué han provocado tanto sarpullido, no me resisto a comentarlas:
  1. Nueva sociedad y mercado del talento: pasar de una sociedad de personas a una sociedad de talentos, que son mezcla de aptitud y actitud, la mediocridad y el café para todos no nos van a ayudar, abajo con la campana de Gauss. Es hora de enfrentar el reto del capital humano, la educación, la formación y la puesta en valor del mucho talento que hay en este país, mucho de dicho talento dormita en las oficinas de la administración pública y su falsa seguridad salarial que tanto daño ha hecho.
  2. Nueva competitividad global: debe basarse en una comparación global (no, me temo que ser mejores que alguno de nuestros vecinos no es suficiente) y tanto en la creación de valor como en la mejora de la eficiencia (pelín duro, se acabaron las soluciones "de cajón" tipo ERE). El I+D+i lo debe ser todo para nosotros.
  3. Nuevo Estado del Bienestar responsable: las cuentas ya no salen, sinceramente a veces me gustaría poder escapar de la obligación de cotizar, luego me doy cuenta de tengo una  "obligación" moral de ser solidario, lo que se seguro es que yo no voy a cobrar nada de nada en forma de pensión pública si las cosas no cambian mucho.
  4. Nuevo capital financiero inteligente: no hace falta ser un genio para saber que hay una parte de nuestro sistema financiero que necesita ser completamente reformado, las cajas de ahorros son una expecie en extinción (hace unas semanas cerraron la sucursal de Caja de Madrid de al lado de mi casa, tranquilos hay otra al final de la calle, así que estamos cubiertos).
  5. Nuevas administraciones eficientes: la reforma de la función pública en España es un reto para 500 generaciones, es simplemente imposible, hay que partir de cero, no estamos hablando de una mejora progresiva, hay que hacer una reingeniería de tal calibre que es imposible, la solución es dejar que el modelo actual se vaya muriendo y que la sociedad civil (en este caso las empresas) asuman más y más responsabilidades, el papel de los poderes públicos será el de velar por el cumplimiento de la ley en ese nuevo papel. Además las tecnologías nos van a ayudar en ese sentido, la e-administración no necesita de funcionarios en las enormes cantidades que tenemos ahora, hay que reciclar y aprovechar mucho talento dormido.
  6. Nueva marca-país influyente: orgullo de pertenecia, así como reputación como país y capacidad de influencia en el mundo, me temo que nos vamos a tener que poner de acuerdo sobre qué narices es España y eso puede ser muy duro para algunas ideas políticas, en especial las nacionalistas. Vamos, que si como España no pintamos apenas (aunque tenemos una imagen como país mucho mejor de la que nos pensamos) ya te diré yo desde una comunidad autónoma cualquiera.
  7. Nuevo plano de estrategia país: tenemos una estrategia a largo plazo, a ver, somos capaces de dotarnos de un plan a alrgo plazo como país, y en dicho plan no se van a producir interferencias de intereses a corto plazo, esta idea me parece muy bien, pero se tiene que aplicar no sólo a un megaplan estatatal (suena casi a Plan Quinquenal), sino también en el sector privado, si, también en las empresas que firman al Declaración, especialmente en ellas por su significación. O es que el "problema de agencia" es un problema del resto del mundo.
  8. Nuevos protagonistas sociales de la transformación: aqui se menciona la figura del ciudadano integral (no sólo elector, consumidor, productor, etc..), se dice que hay que mejorar la comunicación entre la sociedad civil y el Estado, yo creo que el proceso va más allá y las nuevas tecnologías van a permitir formas de participación política tan interesantes como perturbadoras y hasta peligrosas.
Pues eso mismo, las verdades del barquero...
    Nos quejamos mucho de la actual crisis y le echamos la culpa de la misma a los políticos, a mi la política siempre me ha parecido algo fundamental para el desarrollo de una democracia y que puede ser tanto la más noble de las profesiones como la más denostada, pero los políticos no son quienes tienen que sacar a este país (o federación de nacionalidades si se prefiere) de la situación en la que está, me temo que tampoco van a ser los funcionarios (v.g. el sector público o las ayudas de Bruselas), ni tampoco la inversión extranjera, el "marrón" es todo nuestro, de los ciudadanos que trabajamos en el sector privado: pequeños, medianos o grandes empresarios, autónomos o empleados por cuenta ajena, es cosa nuestra y punto.

    Os dejo algunos vídeos de una conferencia en la sevillana Fundación Antares sobre la Declaración Transforma España en la que participó el presidente de la Fundación Everis, D. Eduardo Serra, la verdad es que se pasa un rato interesante escuchando a este señor.












    En fin, que vuelvo a los post más centrados en lo profesional, en mi día a día en CYD Consultores, por cierto, ya contaré alguna novedad de nuestras aventuras empresariales.

    No me resisto a dejaros con una frase de Descartes que se menciona en la Declaración: sólo dos cosas contribuyen a avanzar: ir más aprisa que los demás, y seguir el buen camino.

    1 comentario: